Nacionales

GNU/Linux continua siendo el sistema operativo más seguro

GNU/Linux es más seguro que otros sistemas operativos propietariosEs un tema de discusión que los sistemas operativos son propensos a virus es cierto que no existe sistema 100% seguro, en este articulo se muestra y justifica una vez más porque GNU/Linux es más seguro que otros sistemas operativos propietarios

1. Es un sistema multiusuario avanzado.


En la medida en que Linux se basa en Unix, originalmente pensado para su utilización en redes, se explican algunas de sus importantes ventajas en relación a la seguridad respecto de Windows. El usuario con más privilegios en Linux es el administrador; puede hacer cualquier cosa en el SO. Todos los otros usuarios no obtienen tantos permisos como el root o administrador. Por esta razón, en caso de ser infectado por un virus mientras un usuario común está sesionado, sólo se infectarán aquellas porciones del SO a las que ese usuario tenga acceso. En consecuencia, el daño máximo que ese virus podría causar es alterar o robar archivos y configuraciones del usuario sin afectar seriamente el funcionamiento del SO como un todo. El administrador, además, estaría habilitado para eliminar el virus fácilmente.

Una vez que concluye la instalación de cualquier distro Linux, se nos solicita que creemos un root y un usuario común. Esta falta total de seguridad que involucra la creación de más de un usuario por computadora es la causante de su poca popularidad. ¡Ja! No, hablando en serio, esta es una de las razones por las que Linux es más seguro.

En comparación, por ejemplo en Windows XP, las aplicaciones de usuario, como Internet Explorer, tienen acceso a todo el sistema operativo. Es decir, supongamos que IE se vuelve loco y quiere borrar archivos críticos del sistema... bueno, podría hacerlo sin problemas y sin que el usuario se entere de nada. En Linux, en cambio, el usuario tendría que configurar explícitamente la aplicación para que corriese como root para introducir el mismo nivel de vulnerabilidad. Lo mismo sucede con los propios usuarios. Supongamos que una persona se sienta en mi compu con WinXP. Va a C:Windows y borra todo. No pasa naranja. Lo puede hacer sin problemas. Claro, los problemas vendrán la próxima vez que intente iniciar el sistema. En Windows el usuario y cualquier programa que él instale tienen acceso para hacer prácticamente cualquier cosa en el SO. En Linux esto no sucede. Linux utiliza una administración de privilegios inteligente por el cual siempre que el usuario quiera hacer algo que sobrepase sus privilegios se pedirá la contraseña del root.

Sí, es molesto... pero es lo que lo hace seguro. Hay que escribir la bendita contraseña cada vez que se quiera hacer algo que potencialmente pueda afectar la seguridad del sistema. Esto es más seguro porque los usuarios "comunes" no tienen acceso para instalar programas, ejecutar llamadas del sistema, editar archivos del sistema, cambiar configuraciones críticas del sistema, etc.

Desde el principio, Linux fue diseñado como un sistema multiusuario. Incluso ahora, las debilidades más importantes de Windows están vinculadas a sus orígenes como sistema independiente para 1 sólo usuario. Lo malo del modo de hacer las cosas en Windows es que no hay capas de seguridad. Es decir, una aplicación de alto nivel, como un explorador de internet o un procesador de textos, están unidos y pueden acceder a las capas más bajas del sistema operativo, con lo cual la más pequeña vulnerabilidad puede dejar expuesto a todo el sistema operativo.

Desde Windows Vista, se introdujo en Windows el Control de Cuentas de Usuario (UAC por sus siglas en inglés) que hace que cada vez que quiera ejecutarse un programa o realizarse alguna tarea potencialmente peligrosa se requiera la contraseña del administrador. Sin embargo, sin contar el hecho de que al menos aquí en Argentina casi todos siguen usando WinXP por su comodidad y facilidad, la mayor parte de los usuarios de Win7 o Win Vista se loguean siempre como administradores o le otorgan derechos de administrador a sus usuarios. Al hacerlo, cada vez que quieran realizar alguna de estas tareas "peligrosas" el sistema simplemente mostrará un cuadro de diálogo que el usuario debe aceptar o rechazar. Cualquier persona que se siente en tu escritorio y/o se apodere de tu máquina automáticamente tiene privilegios de administrador para hacer lo que se le cante. Para una comparación completa entre UAC y su, sudo, gksudo, etc. les recomiendo leer este artículo de Wikipedia.

2. Mejor configuración por defecto.

Por su parte, la configuración por defecto en todas las distros Linux es mucho más segura que la configuración por defecto de Windows. Este punto está íntimamente vinculado con el anterior: en todas las distros Linux el usuario tiene privilegios limitados, mientras que en Windows casi siempre el usuario tiene privilegios de administrador. Cambiar estas configuraciones es muy fácil en Linux y un poco complicado en Windows.

Claro que cualquiera de éstos puede ser configurado de tal modo de convertirlo en un sistema inseguro (al correr todo como root en Linux, por ejemplo) y Windows Vista o Windows 7 (que, por cierto, copiaron algunas de estas características de Linux y Unix) podrían configurarse de mejor modo para hacerlos más seguros y ejecutarse bajo una cuenta más restringida que la del administrador. Sin embargo, en la realidad esto no sucede. La mayor parte de los usuarios de Windows tiene privilegios de administrador... es lo más cómodo.

3. Linux es mucho más "asegurable"

En la medida en que la seguridad, como vimos al comienzo, no es un estado sino un proceso, aún más importante que venir "desde fábrica" con una mejor configuración por defecto es poder brindarle al usuario la libertad suficiente como para adaptar los niveles de seguridad a sus necesidades. A esto es a lo que yo llamo "asegurabilidad". En este sentido, Linux no sólo es reconocido por su enorme flexibilidad sino por permitir ajustes de seguridad que serían imposibles de conseguir en Windows. Esta es la razón, precisamente, por la que las grandes empresas eligen Linux para administrar sus servidores web.

Podrá sonar muy "zen", pero esta situación me recuerda a una anécdota que alguien me contó alguna vez. No sé si todavía sigue sucediendo pero me dijeron que en China la gente le pagaba al médico cuando estaba bien y dejaba de hacerlo cuando estaba mal. Es decir, al revés de lo que hacemos nosotros en la "sociedad occidental". Aquí sucede algo parecido. En Windows existe un enorme mercado en torno a la seguridad pero que se basa esencialmente en controlar o disminuir los efectos y no las causas que hacen de Windows un sistema inseguro. En Linux, en cambio, un usuario intermedio o avanzado puede configurar el sistema de tal modo que sea prácticamente impenetrable sin que ello implique la instalación de un antivirus, antispyware, etc. En otras palabras, en Linux el foco está puesto en las causas, o sea en las configuraciones que hacen a un sistema más seguro; mientras que en Windows el acento (y el negocio) está puesto en las consecuencias de una posible infección.

4. No hay archivos ejecutables ni registro

En Windows, los programas maliciosos generalmente son archivos ejecutables que, luego de engañar al usuario o saltear su control, se ejecutan e infectan la máquina. Una vez que esto sucedió es muy difícil removerlos ya que, en caso de que podamos encontrarlo y eliminarlo, éste se puede replicar e incluso puede guardar configuraciones en el registro de Windows que le permitan "revivir". En Linux, en cambio, no existen, en el sentido "Windows" de la palabra, archivos ejecutables. En realidad, la ejecutabilidad es una propiedad de cualquier archivo (sin importar su extensión), que el administrador o el usuario que lo creó puede otorgarle. Por defecto, ningún archivo es ejecutable a menos que alguno de estos usuarios así lo establezcan. Esto hace que para que un virus se reproduzca a través del correo electrónico, por ejemplo, el usuario que recibe el virus debería guardar el adjunto en su máquina, otorgarle derechos de ejecución al archivo y, finalmente ejecutarlo. El proceso, como es obvio, se complica, especialmente para el usuario menos experimentado.

Además, Linux utiliza archivos de configuración en vez de un registro centralizado. Es conocida aquella frase que dice que en Linux todo es un archivo. Esta descentralización, que permite evitar la creación de una enrome base de datos hipercompleja y enredada, facilita enormemente la eliminación y detección de los programas maliciosos así como dificulta su reproducción teniendo en cuenta que un usuario normal no puede editar archivos del sistema.

5. Mejores herramientas para combatir los ataques zero-day

No siempre alcanza con tener todo el software actualizado. Los ataques zero-day (un ataque que explota vulnerabilidades que los propios desarrolladores del software todavía desconocen) son cada vez más comunes. Un estudio ha demostrado que lleva solamente seis días a los crackers desarrollar software malicioso que explote estas vulnerabilidades, mientras que le lleva meses a los desarrolladores detectar estos agujeros y lanzar los parches necesarios. Por esta razón, una política de seguridad sensible tiene siempre en cuenta la posibilidad de ataques zero-day. Windows XP no cuenta con tal provisión. Vista, en modo protegido, aunque es útil, provee solamente protección limitada a los ataques a IE. En contraste, la protección provista por AppArmor o SELinux es ampliamente superior, proveyendo una protección muy "fina" contra cualquier tipo de intento de ejecución de código en forma remota. Por esta razón, es cada vez más común que las distros Linux vengan con AppArmor (SuSE, Ubuntu, etc.) o SELinux (Fedora, Debian, etc.) por defecto. En otros casos, se pueden bajar fácilmente desde los repositorios.

6. Linux es un sistema modular.

El diseño modular de Linux permite eliminar un componente cualquiera del sistema en caso de ser necesario. En Linux, se podría decir que todo es un programa. Hay un programita que gestiona las ventanas, otro que gestiona los logins, otro que se encarga del sonido, otro del video, otro de mostrar un panel de escritorio, otro que funciona como dock, etc. Finalmente, como las piezas de un lego, todas ellas forman el sistema de escritorio que conocemos y utilizamos diariamente. Windows, en cambio, es un enorme bloque de cemento. Es un bodoque que es muy difícil de desarmar. Así, por ejemplo, en caso de que tengas la sospecha de que Windows Explorer tiene alguna falla de seguridad, no vas a poder eliminarlo y reemplazarlo por otro.

7. Linux es software libre.

Sí, definitivamente esta es una de las razones más importantes por las que Linux es un SO mucho más seguro que Windows porque en primer lugar los usuarios pueden saber exactamente qué hacen los programas que componen el SO y, en caso de detectar una vulnerabilidad o irregularidad, pueden corregirla al instante sin tener que esperar un parche, actualización o "service pack". Cualquiera puede editar el código fuente de Linux y/o los programas que lo componen, eliminar la brecha de seguridad y compartirla con el resto de los usuarios. Además de ser un sistema más solidario, que incentiva la participación y la curiosidad de los usuarios, es mucho más práctico a la hora de resolver agujeros de seguridad. Más ojos permiten la detección y solución más rápida de los problemas. En otras palabras, hay menos agujeros de seguridad y los parches se lanzan más rápidamente que en Windows.

Además, los usuarios de Linux estamos mucho menos expuestos a los programas spyware y/o cualquier otro programa que obtenga información del usuario en forma oculta o engañosa. En Windows, no tenemos que esperar a infectarnos con algún programa malicioso para sufrir este tipo de robo de información; existen pruebas de que el propio Microsoft e incluso otros programas muy reconocidos realizado por otras empresas, han adquirido información sin el consentimiento de los usuarios. Concretamente, Microsoft es acusado de utilizar software con nombres confusos, como el Windows Genuine Advantage, para inspeccionar los contenidos de los discos rígidos de los usuarios. El acuerdo de licencia incluido en Windows requiere que los usuarios acepten esta condición antes de usar Windows y afirma el derecho de Microsoft para hacer este tipo de inspecciones sin notificar a los usuarios.

En definitiva, en la medida en que la mayor parte del software para Windows es privativo y cerrado, todos los usuarios de Windows y los desarrolladores de programas para ese SO dependen de Microsoft para solucionar las brechas de seguridad más graves. Lamentablemente, Microsoft tiene sus propios intereses en materia de seguridad, que no necesariamente son los mismos que los de los usuarios.

Existe el mito de que, al estar disponible públicamente su código fuente, Linux y todos los programas de software libre que corren bajo Linux son más vulnerables porque los hackers pueden ver cómo funcionan, encontrar los huecos de seguridad más fácilmente y sacar provecho de ellos. Esta creencia está muy vinculada al otro mito que nos encargamos de deshacer al comienzo del artículo: la oscuridad trae seguridad. Esto es falso. Cualquier experto en seguridad realmente serio sabe que la "oscuridad", en este caso dada por tratarse de software de código cerrado, dificulta la detección de las brechas de seguridad por parte de los propios desarrolladores, así como dificultan el informe y detección de estas brechas por parte de los usuarios.

8. Repositorios = chau cracks, seriales, etc.

El hecho de que Linux y la mayor parte de las aplicaciones que se escriben para correr en él sean software libre ya, de por sí, es una enorme ventaja. No obstante, si esto no estuviera combinado con el hecho de que todo ese software se encuentra disponible para su descarga e instalación desde una fuente centralizada y segura, probablemente su ventaja comparativa respecto de Windows no sería tan considerable.

Todos los usuarios de Linux sabemos que al instalar Linux automáticamente nos olvidamos de buscar seriales y cracks que, por otra parte, nos obligan a navegar por sitios inseguros o deliberadamente diseñados para hacer caer a los usuarios y jugar con sus necesidades. Tampoco precisamos de la instalación de ningún crack, los cuales muchas veces tienen algún virus o malware por ahí escondido.

En cambio, sí tenemos, dependiendo de la distro que usemos, una serie de repositorios desde los cuales bajamos e instalamos el programa que necesitemos con un simple clic. Sí, ¡así de fácil y seguro!

Ya desde los primeros pasos de la instalación de Windows, éste demuestra su amplia superioridad en términos de seguridad. A medida que el proceso de instalación comienza, se insiste que el usuario ingrese un número de serie antes de continuar. Sin esta información vital, el usuario no puede continuar con la instalación. La mayor parte de los usuarios de Windows por suerte todavía no saben que una búsqueda rápida en Google puede brindarle acceso a miles de seriales, así que esta pieza de información es la defensa más poderosa contra los indeseados back-doors. Sí... es un chiste. :) ¿Qué seguridad brinda un sistema que puede ser crackeado y vulnerado de modo que se pueda evitar el ingreso del serial, único medio a través del cual Microsoft se asegura que los usuarios paguen por sus copias? Es un SO tan malo que ni siquiera pueden (¿ni quieren?) hacerlo invulnerable de modo tal que todos paguen por sus copias.

9. 1, 2, 3... Actualizando

Si sos como la mayoría de las personas que conozco, usás WinXP. El primer XP venía con el IE 6 (de agosto de 2001), el XP con el service pack 1 venía con el IE 6 SP1 (de septiembre de 2002) y el XP SP2 venía con el IE 6 SP2 (de agosto de 2004). En otras palabras, en el mejor de los casos, estás utilizando un explorador que fue desarrollado hace casi 6 años. No hace falta explicar la enormidad que esto significa en términos del desarrollo de software. En esos años no sólo se detectaron y explotaron miles de vulnerabilidades al WinXP sino también al explorador que utiliza por defecto.

En Linux la cuestión es bien diferente. Es mucho más seguro que Windows porque está siendo permanentemente actualizado. Gracias a que Linux es un sistema modular, desarrollado como software libre y que cuenta con un sistema de repositorios de gestión de actualizaciones e instalación de nuevos programas, estar al día es una pavada. Desde el explorador de internet hasta el más recóndito programita que gestiona los privilegios de usuarios o la gestión de las ventanas, etc., pasando por el kernel y los drivers necesarios para el funcionamiento del sistema, todo se actualiza mucho más rápido y fácil que en Windows.

Precisamente, en Windows, las actualizaciones se realizan una vez por mes. Claro, eso si no las desactivaste, ya sea porque te resultaban molestas, porque consumían parte de tu ancho de banda o simplemente por temor a que Microsoft detectara de algún modo tu copia ilegal. Pero eso no es lo peor. La actualización de cada una de las aplicaciones es independiente, esto significa que Windows no se encarga de actualizarlas, cada una de ellas tiene que encargarse de ello. Como bien sabemos, muchas no tienen la opción de buscar las actualizaciones. Es el usuario el que se tiene que preocupar por enterarse del lanzamiento de una nueva versión, la descarga y la posterior actualización (siempre con el temor de no saber si tiene que borrar la versión anterior o no).

10. Diversidad, bendita tu eres entre todas.

Los usuarios de Windows están acostumbrados a que Microsoft les diga qué programa utilizar para cada cosa. De este modo, la utilización del sistema se supone que es más sencilla, se crean estándares comunes, se facilita la compatibilidad, etc. En fin, todo esto ha demostrado ser falso. Por el contrario, ha contribuido meramente a la uniformidad y el direccionamiento desde arriba, como si se tratara de una dictadura. Esa homogeneidad ha facilitado enormemente la tarea de los atacantes para detectar vulnerabilidades y escribir programas maliciosos que las exploten.

En comparación, en Linux existen una cantidad infinita de distribuciones con diferentes configuraciones, rutas de sistema, sistemas de gestión paquetes (unos usan .deb, otros .rpm, etc.), programas de gestión de todas las actividades del sistema, etc. Esta heterogeneidad dificulta enormemente el desarrollo de virus que tengan un amplio impacto, como sí es posible en Windows.

Los detractores de Linux dicen que más distribuciones equivalen a una mayor propensión de error y, por consiguiente, mayores vulnerabilidades de seguridad. Esto, en principio, podría ser cierto. Sin embargo, como acabamos de ver, esto se ve más que compensado por el hecho de que esas vulnerabilidades son más difíciles de explotar y terminan afectando a menos gente. En definitiva, los incentivos de los hackers para escribir software malicioso que afecte a estos sistemas disminuyen notablemente.

Yapa. Los programas para Linux son menos vulnerables que sus contrapartes para Windows.

Esto es algo que, de algún modo, ya lo mencioné al desarrollar algunos de los otros puntos pero me pareció importante destacarlo como un punto aparte. El software para Linux es más seguro y menos vulnerable que su contraparte para Windows por varios de los aspectos que también caracterizan a Linux: es software libre, se actualiza mucho más rápido, se obtiene a través de los repositorios, existe una enorme diversidad de programas, etc.

Es decir, tanto en su diseño y desarrollo como en su distribución y ejecución, los programas para Linux brindan mayores ventajas de seguridad.

Fuente: http://usemoslinux.blogspot.com/

Grandes diferencias entre el "Software Libre" y "Open Source"

Diferencias entre el Software Libre y Open SourceAunque en la práctica el software de código abierto y el software libre comparten muchas de sus licencias, la FSF opina que el movimiento de código abierto es filosóficamente diferente del movimiento del software libre. Esto resulta especialmente pertinente ya que muchas veces se los confunde y se utilizan los términos "free" y "open source" en forma indistinta.

 

Éste apareció en 1998 cuando un grupo de personas, entre los que cabe destacar a Eric S. Raymond y Bruce Perens, formaron la Open Source Initiative (OSI). El objetivo de ellos era darle mayor relevancia a los beneficios prácticos del compartir el código fuente, e interesar a las principales casas de software y otras empresas de la industria de la alta tecnología en el concepto. Mientras que la FSF y Richard Stallman, prefieren plantear el asunto en términos éticos empleando el término Software Libre.

 

Estos defensores ven que el término "código abierto", en inglés open source, evita la ambigüedad del término "free" en inglés, utilizada por la FSF al hablar de "free software" (software libre). Por otra parte, le da un nombre más "técnico" y "neutral" que no asusta a empresas o gobiernos; en contraposición, el término "free" ha llevado a muchos en el mundo de los negocios a eliminarlo de su radar ya que no "hay negocio posible allí" y a muchos gobiernos y personas a vincularlo con el comunismo, etc.

 

El término "código abierto" fue acuñado por Christine Peterson del think tank Foresight Institute, y se registró para actuar como marca registrada el término en inglés para los productos de software libre.

 

Mucha gente reconoce el beneficio cualitativo del proceso de desarrollo de software cuando los desarrolladores pueden usar, modificar y redistribuir el código fuente de un programa, todos ellos aspectos originalmente planteados por Richard Stallman y la FSF. Para un análisis detallado de las ventajas que estas libertades presentan a la hora de desarrollar software, les recomiendo leer "La Catedral y el Bazar" de Eric S. Raymond.

 

No obstante, el movimiento del software libre hace especial énfasis en los aspectos morales o éticos del software, viendo la excelencia técnica como un producto secundario deseable, pero derivado de su estándar ético. El movimiento de código abierto ve la excelencia técnica como el objetivo prioritario, siendo la compartición del código fuente un medio para dicho fin. Por ese motivo, la FSF se distancia tanto del movimiento de código abierto como del término "Código Abierto" (en inglés Open Source).

 

Puesto que la OSI sólo aprueba las licencias que se ajustan a la OSD (Open Source Definition, Definición de Código Abierto), la mayoría de la gente lo interpreta como un esquema de distribución, e intercambia libremente "código abierto" con "software libre". Aun cuando existen importantes diferencias filosóficas entre ambos términos, especialmente en términos de las motivaciones para el desarrollo y el uso de tal software. Sin embargo, estas diferencias raramente suelen tener impacto en el proceso de colaboración.

 

El movimiento del "código abierto", a través de la Iniciativa Open Source, es diferente al movimiento del software libre, cuyo epicentro es la Free Software Foundation. Sin embargo, a pesar de ser incompatibles desde el punto de vista filosófico, son casi equivalentes desde el punto de vista práctico; de hecho, ambos movimientos trabajan juntos en el desarrollo práctico de numerosos proyectos.

 

Los requisitos del soft. de "código abierto". La idea del código abierto se centra en la premisa de que al compartir el código, el programa resultante tiende a ser de calidad superior al software propietario, es una visión técnica. Por otro lado, el software libre tiene tendencias filosóficas e incluso morales: el software propietario, al no poder compartirse, es"antiético" dado que prohibir compartir entre seres humanos va en contra del sentido común.

 

Al igual que el software libre, el código abierto u open source tiene una serie de requisitos necesarios para que un programa pueda considerarse dentro de este movimiento, éstos son:

 

- Libre redistribución: el software debe poder ser regalado o vendido libremente. Código fuente: el código fuente debe estar incluido u obtenerse libremente.

 

- Trabajos derivados: la redistribución de modificaciones debe estar permitida. Integridad del código fuente del autor: las licencias pueden requerir que las modificaciones sean redistribuidas sólo como parches.

 

- Sin discriminación de personas o grupos: nadie puede dejarse fuera.

 

- Sin discriminación de áreas de iniciativa: los usuarios comerciales no pueden ser excluidos.

 

- Distribución de la licencia: deben aplicarse los mismos derechos a todo el que reciba el programa

 

- La licencia no debe ser específica de un producto: el programa no puede licenciarse solo como parte de una distribución mayor.

 

- La licencia no debe restringir otro software: la licencia no puede obligar a que algún otro software que sea distribuido con el software abierto deba también ser de código abierto.

 

- La licencia debe ser tecnológicamente neutral: no debe requerirse la aceptación de la licencia por medio de un acceso por clic de ratón o de otra forma específica del medio de soporte del software.

 

Este decálogo es compatible con las cuatro libertades del software libre.

 

FOSS & FLOSS

 

Aunque el término "código abierto" elimina la ambigüedad del término "free", confundiéndose sus dos acepciones "libre" vs. "gratuito", introduce una nueva: entre los programas que se ajustan a la definición de Código Abierto, que dan a los usuarios la libertad de mejorarlos, y los programas que simplemente tiene el código fuente disponible, posiblemente con fuertes restricciones sobre el uso de dicho código fuente.

 

Mucha gente cree que cualquier software que tenga el código fuente disponible es de código abierto, puesto que lo pueden manipular (un ejemplo de este tipo de software sería el popular paquete de software gratuito Graphviz, inicialmente no libre pero que incluía el código fuente, aunque luego AT&T le cambió la licencia). Sin embargo, mucho de este software no da a sus usuarios la libertad de distribuir sus modificaciones, restringe el uso comercial, o en general restringe los derechos de los usuarios.

 

Esto hace que el término "código abierto" continúe siendo ambivalente, puesto que algunas empresas malintencionadas o ignorantes utilizan el concepto para definir a sus productos cuando en realidad no se trata de software libre sino que simplemente ofrecen el código fuente de los programas para su uso, revisión o modificación previamente autorizada.

 

Dada la anterior ambivalencia, se prefiere el uso del término software libre para referirse a programas que se ofrecen con total libertad de modificación, uso y distribución bajo la regla implícita de no modificar dichas libertades hacia el futuro.

 

Un término que pretende resolver posibles ambigüedades o confusiones que ambos términos generan es FOSS (free and open source software). También se utiliza el término FLOSS (free/libre and open source software).

 

 

 

SOMOS LIBRE

El 60% de los servidores de las universidades españolas se basan en software libre

ComputerworldDe acuerdo con un estudio presentado por CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas), la práctica totalidad de las Universidades y Centros de I+D españoles utilizan software libre en sus procesos diarios.

 

Bajo el epígrafe “Estudio sobre la situación actual del software de fuentes abiertas en las Universidades españolas y Centros de I+D españoles”, el informe refleja que el 60% de los servidores de las universidades españolas se basan en software libre. Es cifra alcanza el 67% si tenemos en cuenta el correo electrónico; el 87%, si miramos hacia sus herramientas de gestión; el 42% en sus bases de datos; el 67% de sus sistemas antispam; el 40% de sus campus virtuales; o el 44% de sus soluciones de administración electrónica.

 

Asimismo, el estudio refleja que el 83% de las universidades cuentan con algún grupo de investigación sobre este tipo de software, que buscan además la transferencia tecnológica de sus herramientas a la industria. En el 57% de las universidades existen además asociaciones de usuarios de apoyo a las tecnologías libres, y en el 90% se han impartido asignaturas relacionadas con las tecnologías abiertas.

 

De acuerdo con Javier Uceda, presidente de la Sectorial TIC de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, “durante la realización de este informe se ha comprobado que también las Universidades y Centros I+D españoles están participando de esta realidad tecnológica que es el software libre, que aporta beneficios en términos de costes, adaptabilidad e independencia, y se ha convertido en un componente esencial de la investigación en España”. Por su parte, Miguel Jaque, director gerente de CENATIC, ha afirmado que “el software libre tiene una alta presencia en el día a día de los docentes e investigadores del entorno universitario español. Apostar por el software libre es apostar por el futuro de las tecnologías en el ámbito de la educación superior y la investigación en España”.

 

El informe, elaborado por CENATIC a través del Observatorio Nacional del Software de Fuentes Abiertas (ONSFA), y en colaboración con el grupo Libresoft de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y el grupo CRUE-TIC-SL de la Comisión Sectorial de las TIC de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, incluye los resultados de una encuesta sobre el uso de tecnologías de fuentes abiertas en la Universidad española, así como el estudio de 25 casos de implantación, desarrollo y promoción de tecnologías libres, y una selección de 20 proyectos I+D en torno al software de fuentes abiertas financiados por programas de ámbito estatal y europeo.

 

Computerworld

"GNOME 2.30", ya disponible

Gnome 2.30El equipo de Gnome ha lanzado la versión 2.30 de su entorno de escritorio open source. El objetivo del proyecto Gnome se centra en los usuarios y la usabilidad, con cientos de bugs corregidos y mejoras pedidas por los usuarios. El número exacto de mejoras es imposible de listar debido a la cantidad de cambios y mejoras que han realizado.

 

Hay una gran cantidad de cambios en este nuevo lanzamiento, lógicamente. El gestor de archivos Nautilus ha recibido su parte de actualización, incluyendo algunos cambios en la interfaz. Nautilus tiene ahora una vista dividia y ya no sale el modo espacial por defecto.

 

Además, la aplicación de mensajería instantánea de Gnome también ha sido actualizada. Se ha mejorado el soporte para IRC y nuevas barras de información que aparecerán cuando una cuenta falla al intentar conectar, incluyendo un botón bastante visible para la reconexión.

 

El gestor de usuarios se ha modificado para que sea mucho más simple; -los desarrolladores no paraban de solicitarlo-, por ejemplo para integrar la información de privacidad en ventanas relevantes.

 

Si quereis saber más detalles sobre este lanzamiento, podeis leer las notas del lanzamiento.

 

 

LA FLECHA

Ubuntu estrena nuevo logo

Nvo_logo_ubuntuTodo el branding de la distribución Linux más popular del mercado ha recibido un lavado de cara total, que afecta al logo utilizado para esta distribución, pero que se extiende a otros apartados de una marca cada vez más conocida.

 

El esfuerzo de Canonical se traducirá en un cambio de temas Gtk por defecto para GNOME, pero también en una estrategia de merchandising con la que quieren popularizar en la medida de lo posible esta marca que ya es una de las mayores referencias del mundo Linux.

 

La marca ha actualizado los logotipos y el branding de Ubuntu, la distribución de Canonical. Un branding que se extiende a varios de los proyectos derivados de esta distribución y también a los nuevos temas que estarán disponibles por defecto.

 

El anuncio en The Fridge -uno de los blogs oficiales de Canonical más interesantes para los amantes de esta distribución- revela cómo toda la estrategia de marca de Canonical y de Ubuntu ha cambiado a partir de ahora, con unos logos con una tipografía muy interesante, y con diversos ejemplos que también afectan a los citados temas GTK que se usarán en la distro y a otros apartados como la propia página oficial, la pantalla de inicio y todo lo que rodea a la distribución.

 

El logo de la distribución sirve también como base para otros logos de servicios y proyectos derivados, como Ubuntu QA, Ubuntu Brainstorm o Ubuntu Forums.

 

La Flecha

Subcategorías

logo youtube
logo twitter
logo instagram
2020 CNTI. Portal desarrollado y administrado por el Centro Nacional de Tecnologías de Información, adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología. Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Compartir Igual 3.0 Venezuela.
Cintillo PortalCNTI Cintillo Carabobo 01